sábado, 1 de agosto de 2009

Mar para todos

Hoy tocaba descubrir otra playa y decidimos ver qué había al otro lado de la playa del Paraíso... Y descubrimos otro edén, éste privado y muy exclusivo, de 5 estrellas, con un entorno privilegiado, jardines exuberantes con estatuas, piscinas al pie del acantilado...





Más adelante otro hotel, con piscina, vegetación abundante y sus 17 pistas de tenis!!!

"...El azar es así: resulta que nos conduce al lugar en el que yo veraneaba en la infancia. La misma ciudad (Villajoyosa), el mismo recodo (al pie del Aparthotel Eurotennis: con dos enes, por favor), la misma cala (llamada La Caleta). Me parece asombroso. El edificio no ha cambiado en su parte exterior, y sigue teniendo sus diecisiete pistas de tenis, su piscina y su vegetación abundante y espesa. Pero sí ha cambiado el paisaje de alrededor: a la Partida Montiboli le han crecido más hoteles y más casas de particulares.

Llegamos a la playa de piedras y guijarros de La Caleta y el paraje en torno es soberbio: frescos jardines, nobles palmeras, edificios blancos que coronan la cima de las montañas, ribetes moriscos, acantilados siniestros, el mar que clarea y está más limpio que en Alicante, menos contaminado.
...hay menos gente, menos suciedad o ninguna en la orilla, nada de arena, y se puede uno arrimar a los pequeños arrecifes y entretener la tarde viendo los movimientos urgentes de los cangrejos y los movimientos sigilosos de las lapas.
A la entrada de la cala, he olvidado decirlo, un cartel prohíbe llevarse áridos. Y no me extraña: los guijarros son espléndidos, sus formas son suaves al tacto y provechosas para la vista (quiero decir que a uno le gusta mirar los guijarros y sus formas durante un rato).

...De hecho, sólo existen dos clases de baño que me satisfagan de verdad: en una de estas calas, a salvo de tanta humanidad; y en un lago, y como sólo me he metido en el saludable Lago de Sanabria, diré que allí se da uno los mejores baños."

(Extracto de "En Villajoyosa" (19/7/2006) del blog "Escrito en el viento" http://thekankel.blogspot.com/2006_07_01_archive.html)

Nos tocó torear con el socorrista que no nos permitía pasar a la playa con la perra. Acaloradas como estábamos tras un paseo por el monte le pedimos si podiamos escondernos entre las rocas, con los pescadores y pegarnos un bañito. Se apiadó de nosotros y nos dejó pasar, bendito él!
Fue uno de los mejores baños de nuestra vida. Después los bocadillos y la cerveza nos supieron a deliciosos manjares... (En ese momento olvidé los placeres de los ricos..., me sentía inmensamente rica, tanto como el bocata de lomo con aceite, tanto como la bendita agua con la que nos habíamos refrescado.)
Otro baño, más fotos, la Xiki agotada se echó una siesta sobre la posidonia... Era hora de retornar a casa, ya teniamos las pilas cargadas.
Yo sólo pediría que nos dejaran algo de litoral sin urbanizar, para el uso público, de todos, respetando la poca flora y fauna autóctona que nos queda, que los accesos a playas y calas no nos los cubran de urbanizaciones privadas, hoteles exclusivos, chalés y villas con piscinas... (Agua para todos?)