sábado, 15 de agosto de 2009

La Virgen del Tránsito y el Misteri d'Elx

"Los españoles estamos acostumbrados a los bellos cuadros y murales de la Madre de Dios siendo asunta al cielo entre ángeles, pintados por los grandes maestros de todos los tiempos. Pero los zamoranos veneramos una talla dormida, en tránsito, más propio de la Iglesia Oriental que la de Roma. La respuesta se encuentra en la tradición valenciana, de donde provienen las primeras moradoras del Convento del Corpus Christi de la calle de la Rúa de los Francos.
La leyenda zamorana nos cuenta como la viuda Ana Osorio, deja en su testamento su casa para construir un convento. Sus testamentarios, tales como el Conde de Alba y Aliste, el Prior de Santo Domingo, el Guardián de San Francisco y otros, deciden traer de Gandia unas monjas de la orden franciscana descalza. Así, su priora, con fama de santidad, Sor Ana de la Cruz, y unas compañeras, vienen a Zamora, y toman posesión de su casa después de un largo y fatigoso viaje.

Ya en la capital, las monjas se sienten a gusto en una casa pobre, pero la priora echaba algo de menos: una hermosa imagen de la Virgen en su Tránsito al cielo que habían dejado en la casa de Valencia. ¿Qué podían hacer si eran pobres y no podían encargar una imagen? Pronto encontraron patronos que se la costeaban, pero ningún escultor ofrecía una talla como las que ellas querían.
Pero el 2 de Mayo de 1619, recibieron una visita especial: Unos peregrinos que iban de camino a Compostela les ofrecían hacer dicha imagen con una sola petición, una habitación en la que nadie les molestara. Las monjas accedieron, aunque se mostraron en todo momento nerviosas por sus extraños visitantes. Pasado unas horas, ya no aguantaron más, y acercándose a la habitación cedida, entraron a ver qué es lo que estaba pasando. Y dentro, sin ver a los peregrinos, solo encontraron una imagen de la Virgen, tan bella como nunca habían visto sus ojos. ¡Milagro! Unos ángeles la habían hecho. Pero la priora no quería que el pueblo se enterara, pues siempre se deforman los hechos y podía ser malinterpretado tal acción. ¿Así que prometieron no decir nada a nadie. Pero cuando la priora fue llamada para otra fundación, Zamora entera supo de lo ocurrido, y fue hasta el convento a ver tan maravillosa imagen.
“Y el rostro de la bienaventurada Virgen María, Madre de Dios, era semejante a una flor de Lis, y su cuerpo expandía un olor de una suavidad maravillosa y tal que no se podría contar nada semejante” Así nos relata el evangelio apócrifo del Tránsito de la Virgen María. En Zamora, la flor de Lis, tiene una talla hecha por ángeles, María del Tránsito, que el 15 de Agosto, Zamora y su diócesis honra como especial protectora según el pueblo, y le pone un toldo azul cuajado de estrellas, con una inmensa corona, para que no extrañe el Paraíso desde el cual Dios bendice esta tierra pobre y parda tan querida por ella. "
Texto y foto superior: Alberto García Soto (La Pasión de Zamora)

El Misteri d'Elx o Misterio de Elche es un drama sacro-lírico religioso que recrea la Muerte, Asunción y Coronación de la Virgen María. Dividida en dos actos, la obra se escenifica cada 14 y 15 de agosto en el interior de la Basílica de Santa María, en la ciudad española de Elche.
Investigaciones recientes sitúan el origen de dicha obra en torno a la segunda mitad del siglo XV, contradiciendo así a las tradiciones locales, que la relacionan, por una parte, con la conquista del Elche musulmán (1265) y, por otra, con el hallazgo de la imagen de la Virgen, dentro de un arca de madera, el 29 de diciembre de 1370, en la cercana localidad costera de Santa Pola.
Todos y cada uno de los personajes son representados por varones, tratando de respetar así el origen litúrgico-medieval de la misma, que prohibía expresamente la aparición de mujeres en este tipo de representaciones.
El texto del Misteri, a excepción de algunos versos en latín, se encuentra íntegramente escrito en valenciano antiguo.
La música es una amalgama de estilos de diferentes épocas que incluyen motivos del Medievo, del Barroco y del Renacimiento.
El 18 de mayo de 2001, la Unesco la declaró Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.
Este vídeo recoge el momento en que las puertas del cielo se abren y cinco ángeles (araceli) descienden cantando a la Madre de Dios. Una vez abajo, toman posesión del alma de María, al tiempo que ascienden de nuevo entonando los mismos cánticos del inicio.
Esposa e mare de Déu,
a nós, àngels, seguireu.
Seureu en cadira real
en lo regne celestial.