jueves, 14 de octubre de 2010

Preventori d'Aigües


Preventori, 2003 (las 2 anteriores)
.
En la actualidad (Sólo queda el cuerpo central)

Hace muchos años que conozco estas ruinas situadas en el pueblo alicantino de Aigües. La primera vez que estuve allí aún quedaban en pie todo tipo de construcciones a su alrededor: capilla, casitas anejas, cuartos de enfermeras, piscina, grandes bancadas de piedra entre los pinos, una gran puerta de acceso al recinto, de piedra, en lo más alto el escudo con su yugo y las flechas grabado...

Arco de entrada, desaparecido

Iglesia (desaparecida)

2003 (El adosado de la izda. ha sido derruído)

En la actualidad
Esparcidos por el suelo encontré muchos papeles con el membrete "Sanatorio Antituberculoso Infantil de Aguas de Busot" ( sobre administración de medicamentos , historias de pacientes: registros, gráficas ...)
"En la documentación estudiada, no se encuentran datos sobre cuando empezó la actividad como baños de este establecimiento, pero se podría remontar a la época árabe e incluso al Imperio Romano. Encontramos que en 1816 la Marquesa de Bosch, Condesa de Torrellano, adquirió estos baños para convertirlos en un Balneario Aristocrático al que llamó Hotel Miramar. Este hotel estaba acondicionado para albergar con gran lujo a 250 personas. En 1844, los Baños Viejos, como pasaron a llamarse, fueron adquiridos por el Conde de Casas Rojas, el cual amplió el recinto en torno al edificio principal con 33 casitas para el alojamiento de familias adineradas.
La fama que adquirieron los baños y sus aguas hicieron que en 1936 fuera habilitado para que se trasladase allí el Preventorio Infantil de Tuberculosos del Estado; con el tiempo pasó a especializarse en enfermedades pulmonares y siguió utilizándose con fin sanitario hasta su cierre que podemos situar entre 1970 y 1980."
http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/1037/1/culturacuidados_14_02.pdf
(Alumnos de la Escuela Universitaria de Enfermería de Alicante, 2003)
.
Vista desde la primera planta
Su privilegiada situación (Aprox. 500 m. sobre el mar, a 5 km de la costa, en un bosque de pinos...), lo hicieron muy famoso en su época de hotel-balneario. El Hotel Miramar fue visitado por la nobleza y los reyes estuvieron allí en más de una ocasión. En su publicidad rezaba:
"¡Curaciones sin los doctores!
Solamente por su aire puro y aguas medicinales termales
a la sombra del bosque del pinos."
Y entre sus maravillas destacaban: escaleras de mármol, cuarto de baño en la habitación, calefacción central, luz eléctrica, sala de conciertos para 800 personas, maravillosos jardines con hermosas fuentes, juegos al aire libre, tiro de pichón, gran piscina, uno de los pocos edificios de España con alcantarillado subterráneo, habitaciones con vistas al mar, salón de peluquería, ...

En un folleto de 1912 decía: "Habitaciones a 8 pesetas, precios especiales para niños menores de 8 años."












Este hotel contaba con un casino, sala de fiesta, iglesia, instalaciones deportivas y zona de juegos para los niños. Se situaban en planta baja los baños, las piscinas y los vaporarios, en planta primera la biblioteca, comedor y casino, y en las dos plantas altas los dormitorios. Abría del 1 de septiembre al 30 de junio. Su esplendor duró hasta 1930.
En 1936, el Estado adquirió el edificio y lo convirtió en hospital antituberculoso, destinándolo a niños con tuberculosis. Tras la Guerra Civil y la posguerra, al extinguirse la enfermedad (algunos dicen que el hambre), se abandonó.

Zona de los baños en 2003
Como todo edificio abandonado sufrió expolios y daños irreversibles; revestimientos que desaparecieron (mármoles, azulejos), bañeras, cañerías y grifos, rejería de balcones, escaleras y ventanas, muebles, electrodomésticos y enseres, etc. Luego llegaron las leyendas y los "fantasmas", y las visitas de los que hacen psicofonías y tratan de temas esotéricos, los que dicen que allí se realizaban ritos extraños... También entraron muchos sólo para destrozar, ¡como no! (Pero éstos no merecen ni un párrafo más)

En 2003 aún se conservaban las columnas de esta sala y parte del mobiliario

En 1989 una empresa adquirió el edificio con la intención de reformarlo. En 1993 firmó un convenio urbanístico con el Consistorio para desarrollar el proyecto de construcción de dos hoteles y un balneario. Se derribaron los edificios anejos, quedando sólo en pie el edificio principal. El recinto fue vallado y durante un tiempo se hicieron obras de rehabilitación. Un guardia de seguridad vigilaba la posible entrada de personas ajenas y de paso prevenir accidentes dado el estado ruinoso del edificio. En 2006 el Balneario fue comprado por el presidente del club de fútbol de la ciudad de Alicante.
Hace unos días me acerqué por allí y para mi sorpresa no había vigilancia, las vallas estaban tumbadas y encontré un lugar por donde entrar al interior del edificio. Lo encontré desnudo, sin esas huellas que antaño le dieron ese aire singular, sólo material de obra se veía disperso por los corredores y estancias. Me impresionó la luz interior que se colaba por entre las rendijas de las tapiadas puertas y ventanas...

Sólo subí a la primera planta, me pudo la prudencia... Únicamente el aleteo de las palomas en lo más alto rompía el silencio; nada de caballos o damas blancas que ríen y lloran a la vez, ni rastro del fraile con el niño en brazos, ni un susurro..., si alguna vez estuvieron allí, ya se han ido definitivamente.

Detalle del tejado (La mitad del edificio ha perdido su techumbre)

Depósito de agua (El edificio tiene a su alrededor un correaje metálico para evitar su desplome)
.

Zona de baños


Lo que queda de una de las escaleras

Fue una temeridad, pero subí por esta escalera
y caminé sobre vigas oxidadas y bovedillas con agujeros..


Segunda y tercera planta


¿Cual será su futuro?

13 comentarios:

Xibeliuss dijo...

Uy, que mal fin pinta...
Gran reportaje, Transi. Ojalá me equivoque y se haga algo de provecho.
Abrazos

--=::¦¦==ŧøммץ==¦¦::=-- dijo...

Famoso lugar el Preventorio. Siempre he oído historias sobre voces y sombras extrañas, pero en realidad los fantasmillas son los que entran allí (sin incluirte xDD, me refiero a los típicos personajes adictos al botellón y demás vicios).

Trecce dijo...

Una lástima que se dejen perder así ciertos lugares.
Gran reportaje, Transi.

Lito dijo...

Da impresión la decrepitud del edificio que tuvo su esplendor y la falta de ganas de conservarlo. Parece que no se sabe que va a ser de él. Una pena. Saludos.

Valverde de Lucerna dijo...

Da pena ver de que manera se abandonan edificios que tienen un pasado relevante como es este caso. Muy buen trabajo.
Saludos.

Transi dijo...

Hola Xibeliuss, sí, negros nubarrones se ciernen sobre este edificio, pero ha resistido tanto que nunca se sabe... El problema es que hace falta mucho dinero para rehabilitarlo y si no hay negocio seguro... (En algún sitio leí algo sobre unos bungalós). El entorno es precioso y las vistas al mar fabulosas, debería protegerse, hacer una zona recreativa, algún refugio, apartamentos rurales, un centro de interpretación...¿Para qué lo querrá el presidente del Hécules? (Ese no da una puntada sin hilo)
Un abrazo y enhorabuena por los 100seguidores, como a todos nos dé por comentar, te veo haciendo horas extras en el ordenador.

Transi dijo...

Tienes toda la razón Tommy, la mayoría de gente que lo visita es para pasar la noche, ponerse hasta arriba y luego contar en yutube que vieron fantasmas (No veas la de vídeos que hay)
Por cierto, cada vez que entro en tu blog me salen "ventanas emergentes" que dificultan la navegación por él...(Y en más de una ocasión, después he recibido una alerta de troyano...Puede ser que esto último no tenga que ver contigo.) Míralo anda, que me da cosa entrar y me gusta pasarme por ahí.
Un abrazo.

Transi dijo...

Hola Lito, para mí que lo he visto tantos años, cuando me acerco por la carretera y descubro que aún sigue en pie ya es un alivio. Siempre pienso que la siguiente vez habrá desaparecido... Y hay que hacerse a la idea, como tú dices, se encuentra decrépito, moribundo, como tantos lugares con historia que hemos dejado caer...
(A quien le importa)
Un abrazo.

Transi dijo...

Gracias Trecce, tengo buenos maestros blogueros que me muestran buenas entradas, y yo aprendo...
Sí que es una lástima, pero yo ya me he acostumbrado, creo que es para sufrir menos.
Encantada de verte, saludos a las cigüeñas y un abrazo para ti.

Transi dijo...

Gracias Valverde de Lucerna por tus amables palabras, no sabes cuanto daría por mirar por un agujerito y ver en el siglo XIX la vida que tenía este sitio... Aquí venía la "crem de la crem", lo más fino de España y Europa (Hasta la reina de Inglaterra estuvo aquí). Igualito que el turismo que llega en la actualidad a nuestras costas...
Me gusta verte por aquí, un abrazo.

--=::¦¦==ŧøммץ==¦¦::=-- dijo...

Gracias por avisar por lo de la ventana emergente Transi. Creo que ya lo he solucionado y ya no debería de salirte. Se trataba de un contador de visitas que incluía una ventana emergente de publicidad. Yo, al usar Google Chrome, no me percataba de la ventana, porque tiene un sistema que impide abrirlas. Pero con Firefox o Internet Explorer sí he visto que aparecía.
Espero que te sigas pasando xD
Saludos!

Javier Larrosa dijo...

Hola, me encantan los reportajes de Aigües, del Preventorio y ahora el de la Senda del Poeta, por ser Oriholano y residente aquí.
Caminantes de Aigües.

Transi dijo...

Hola Javier Larrosa, sé por una amiga de vuestras caminatas y de vuestros viajes. Aigües me pilla tan cerca que la visito a menudo y no puedo evitar acercarme a visitar al emblemático edificio y su entorno.
Yo de niña viví en Cox, por lo que recorrer esta senda ha sido algo muy especial. (A ti el apellido te delata, conocí unos cuantos)
Bienvenido y gracias por participar. Un abrazo.