miércoles, 11 de febrero de 2009

Supertaladros

Para perforar algo grande hacen falta taladros como estos...
Taladramos con violencia a la Madre Tierra, preñamos su vientre de cables y tuberías, de cauces de sucias aguas, de energía enlatada...
Sajamos su piel para esconder nuestra comodidad, aquello que nos permite CRECER...
Hoy he recordado a Joan Pellicer al que en una ocasión le oí decir que las máquinas entran en la tierra y en el monte arrasando, destrozando todo lo que encuentran a su paso, sin miramientos hacia la vida que tras ellos y sus excavadoras desaparece... En su opinión lo que deberíamos hacer con la Tierra es entrar como entra un cirujano en el cuerpo humano, con cuidado, con mimo, haciendo el mínimo daño posible...

¡Gracias Joan por tus palabras, era un placer oirte hablar de botánica, de amor y de vida!