lunes, 6 de septiembre de 2010

Monumento al Pescador

Obra realizada por el escultor alicantino Arcadi Blasco (Mutxamel, Alicante, 1928), e instalada en la playa Carrerlamar de El Campello en 1990. Consta de dos partes, una en tierra, que simboliza una barca, y la otra mar adentro (actualmente sobre la arena de la playa), que simboliza un faro. Ambas están separadas por una distancia de unos cien metros.




La escultura se creó para formar un triángulo, con un rayo laser de unión con la tierra y un timón con una lámina, «creando una sensación por la noche de que estaba en el aire». Sin embargo, «compraron el láser más barato y se estropeó, lo mismo que el motor de la ducha, y ninguna de las dos cosas las repararon». (Arcadi Blasco)





Foto con el monumento en el agua, tal como fue concebido en su origen. El posterior aporte de arena a la playa hizo que ésta quedara en tierra, tal cual la vemos actualmente.
Instantánea "prestada" por:

"Tras dos años de litigio, el escultor Arcadi Blasco conocerá mañana el fallo de la querella que interpuso la Asociación de Artistas Plásticos contra el Ayuntamiento de El Campello por el uso que se le dio a su escultura 'monumento al Pescador'. Blasco recordó ayer que esta obra se realizó por concurso y con un objetivo, estar dentro del mar: «Tras la remodelación que se hizo de la playa, la escultura ha quedado en seco y la gente colgaba la ropa, se ponían clavos, se aparacaban motos, y fue deteriorándose, sobre todo los dos primeros metros». Blasco recordó ayer que la ley dice que «no se puede alterar taxativamente una obra de arte en el espacio urbano previsto sin permiso del autor» y que incluso este trabajo artístico «ha salido en muchas revistas, prensa y se ha utilizado por parte del Consistorio como reclamo turístico"
(09.02.2010 - Sergio Balseyro, Alicante.las provincias)
.

11 comentarios:

El tejon dijo...

Buen reportaje denuncia, la verdad es que produce un poco de indignación, me imagino el cabreo de el escultor.
y el de el grafitti no pinta tan bien como los de la entrada anterior.
Un saludo Transi.

Lito dijo...

Es triste que una obra no deje contento ni al autor de la misma.Las obras forman parte de un conjunto y de una concepción del entorno. Si se cambia esto, la obra pierde el significado que quiso dar el autor.Es otra cosa.Un saludo.

Xibeliuss dijo...

Me gustan mucho las fotos de detalle. Sí, como Tejón, entiendo el malestar/cabreo/querella del escultor.
Abrazos

Transi dijo...

Hola Tejón, realmente está muy enfadado. En mi opinión, no se ha valorado en el pueblo a esta escultura como se merece... La llaman el sacacorchos y me da la impresión de que no les gusta desde el primer día. La dejadez de los sucesivos ayuntamientos la ha acabado de rematar. Y el estanque ahora está limpio y con agua; en otras épocas ha estado que daba pena, sucio, o con aguas estancadas...
Gracias por venir, un abrazo.

Transi dijo...

Hola Lito, tú lo has dicho, es otra cosa. Además de que ésta era la idea del autor, estar en el agua le protegía algo más de quien sólo la ve como utensilio de playa, como perchero, por ejemplo.
Al menos la escultura del barco ya no está en dique seco; ya se sabe, el turismo hace milagros y esta vez tiene agua, y limpia.
Ahí, en el norte, la belleza es tan natural que no teneis la necesidad de ponerle adornos.
Un abrazo.

Transi dijo...

Hola Xibeliuss, la verdad es que si no te aproximas a los detalles no observas la belleza de estas esculturas. Las caracolas, las caras, el barco, las curvas y líneas, la textura y los colores de la cerámica...
Pero hay que pararse y observarla detenidamente, como sólo sabemos mirar los que amamos la fotografía.
Estoy segura de que un alto número de habitantes del Campello no se han fijado nunca en sus detalles.
Un beso Sanabria!

Transi dijo...

Por cierto, en Mutxamel (a pocos kilómetros de Alicante y su lugar de nacimiento), se va a hacer (si los políticos se ponen de acuerdo),el Museo-Taller de la Cerámica, que llevará su nombre.

Anónimo dijo...

Ya...lo que nadie comenta es que gracias a la regeneración de la playa de campello, podemos disfrutar de la misma y del turismo. Y lo que el Sr. Blasco no dice es que le da igual que la escultura quede dentro del agua si se le indemniza con 400.000 euros (algo así como "ande yo caliente, ríase la gente)

Anónimo dijo...

Ni una barca ni un faro. Es la proa y la popa

Transi dijo...

Anónimo:
Nada que decirte... (Pa qué!)
Saludos.

Transi dijo...

Anónimo (2):
(Por si no es el mismo)
Lo mismo que al Anónimo primero.
(Incluídos los saludos)