jueves, 9 de septiembre de 2010

Lealtad

Cuando llegue la noche
y se oscurezca la tierra
y la luna sea la única luz que veamos
no tendré miedo, no tendré miedo
mientras estés conmigo.
.
Si el cielo que vemos encima
se desmoronase y cayera
y la montaña se derrumbara sobre el mar,
no lloraré, no derramaré una lágrima
mientras tú estés conmigo...