jueves, 16 de septiembre de 2010

Liberad a Güili



Este cangrejito viajó con nosotros de polizón entre las algas, desde la Isla de Tabarca hasta tierra firme, a los pies del Cabo de Santa Pola. Fue devuelto al mar a las 3 horas.
Fijaos en su pequeño tamaño, lo que hay debajo de él es la yema de mi dedo índice.
Esta especie alcanza la madurez sexual a los 2 años de vida, cuando el cangrejo tiene 5 cm de longitud. Nuestro protagonista no mediría más de medio centímetro...
Si sobrevive, podrá alcanzar los 6/7 centímetros y reproducirse. (La hembra de cangrejo de mar pone unos 200.000 huevos)

¡Suerte muchacho!









4 comentarios:

Trecce dijo...

Encantador el bichejo.

Transi dijo...

A que sí!!!
Tenía que darle la oportunidad de vivir... Me miraba como diciendo "Qué hago yo aquí, qué va a ser de mí, en tus manos estoy..." (Hay que ver como humanizamos a los animales!)
Un abrazo Trecce.

Juan Guijarro Moreno dijo...

Pues sí Transi, así como tú con el cangrejo lo hice yo con la araña, pero en el dorso de la mano. Bonitas fotos. Y no te preocupes, todos andamos de tiempo regular. Gracias y un abrazo

Transi dijo...

Qué rápido eres, Juan!
Nuestros surcos de piel dan buena idea del tamaño de los bichos...
Otro abrazote! (compañero)