martes, 27 de julio de 2010

Lo mejor del día

Aprovechando que es la entrada 444 y para celebrar este cap-i cua tan redondo, voy a ser superultramegarrequetepositiva.
Hace unos días una amiga de baños y madrugones (Besos Anja)me decía mientras estábamos dentro del agua:
-¿Te das cuenta de la suerte que tenemos? La gente paga tanto por esto...(Casa, viaje...), y nosotras lo tenemos gratis y todo el año.
Eso me hizo pensar. Y aún estoy dándole vueltas.
La verdad es que hay que ser ciega para no ver las ventajas de vivir en el levante, donde el sol nunca tiene vacaciones...
.
Cada día, sobre las siete de la mañana nos encaminamos hacia la playa. Temprano cuando aún los apartamentos duermen y las olas están solas, retozamos mi perra y yo. A esa hora hay paseantes solitarios, bañistas de avanzada edad a los que les gusta el baño tempranero, hoy había un surfista aprovechando las olas... También hay más perros, con sus respectivos amos y su correspondiente charla...

Y la luz, que todo lo dulcifica como un caramelo...
.
El placer del baño solitario, a lo lejos la masa...
.
¿Pero dónde vas?

Esto es lo máximo que me meto, aquí te espero.

"Torre de la Illeta"

"Llop Marí"
.
"Platja de l'Almadrava"

"Cala'n Mig"

Sobre las diez ya hace calor para nosotras, además, están llegando los del segundo turno, los bañistas, los turistas, los que no madrugan pero que también quieren este placer. Además, nos queda la vuelta bajo este sol de justicia...
Mejor que no sepan lo que se pierden, mejor para nosotras, y para todos.


¡Feliz estancia!

7 comentarios:

El tejon dijo...

Estas cosas no se cuentan,jajaja
Muy guapas las fotos.
Un abrazo.

Transi dijo...

Aún nos quedan rinconcitos en los que disfrutar, y si madrugas, ya sabes, los dioses te ayudan.
Gracias Tejón, da gusto que te pases por aquí. Un abrazo.

fermin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fermin dijo...

Hola, Transi. Llego desde mi añorado norte, de casa de nuestro común amigo Tejon, a contemplar este paseo y baño matinal que compartes en tu rincon. Aunque siempre he tenido el mar ahí al lado, vivo de espaldas a él, me intimida. Tan solo en otoño y en los primeros días de primavera me aventuro a pasear por sus orillas, tan solo por sus orillas. De todas formas reconozco que los paisajes marinos tienen un encanto muy especial y tu los has sabido captar, se nota tu entusiasmo por él.
Un saludo desde Valls, (Tarragona)

Transi dijo...

Bienvenido Fermín, te comprendo perfectamente, a mí siempre me ha intimidado esa masa inmensa de agua, su fuerza, su misterio interior. Soy más cabra, en la montaña no tengo miedo alguno, en la mar procuro siempre pisar el suelo y no me meto en el agua si hay oleaje... Me encantaría hacer buceo, ver esa naturaleza, la vida y sus recovecos, pero aún no soy capaz de decidirme a hacer algún curso por el "respeto" que me causa.
Pero nos queda la maravillosa orilla, donde la arena o los cantos rodados se tocan con el agua y dibujan con la luz. Y las olas masajean, y el yodo se respira y nos relaja... Ya es mucho poder pasear por la costa!
Estoy totalmente de acuerdo, en otoño y en primavera es cuando más se disfruta.
Un abrazote.

Choper dijo...

Sin duda esas calas son lo mejor de la costa, tanto las vileras como las campelleras y disfrutarlo como lo haceis vosotras es sin lugar a dudas un premio vacacional que vosotras podeis disfrutar durante practicamente todo el año...feliz verano!!

Transi dijo...

Gracias Choper, ya sabes lo que disfrutamos de esta hora del día.
El resto de la jornada lo pasamos a cubierto del intenso sol y de la marabunta de visitantes. El premio gordo es en septiembre, cuando podemos gozar igual y ya no es tan masiva la afluencia de gente. Y a veces llueve y eso me gusta más aún...
Un abrazo