martes, 21 de julio de 2009

Ardillas

Anja me había dicho hace tiempo que había visto ardillas en el arbolado de la playa... En aquel momento, la verdad, no acabé de creermelo y pensé que podía ser un ejemplar aislado que se había escapado de alguna casa. Hace unos meses, una mañana de fina lluvia en que paseábamos la Xiki y yo, vimos como a unos pocos metros un bello ejemplar de ardilla subía por el tronco de un pino. Nos miró, la miramos y siguió su camino lentamente hacia las alturas. Supe que Anja, efectivamente había visto bien. Ese día no llevaba la cámara. Hoy he tenido la suerte no sólo de ver una, sino de que además ésta posara para mí. Lástima que la luz a esas horas fuera escasa, porque la tenía tan cerca...

4 comentarios:

Anja dijo...

Jajaja y vosotros pensar que estos giris estan locos he.....

fernando dijo...

Ellas ya te dirían " a ver si llevas la cámara, sino no vale la pena posar para tí, queremos ver como nos reflejas en el blog"
Seguro que alguien te ha dicho que no hay que salir de casa sin la cámara...hay demasiados momentos irrepetibles y fascinantes.
Tienes la suerte, también te lo curras, de tener un don especial para que los animales se queden fascinados contigo y posen con su mejor imagen.

Transi dijo...

Perdóname Anja por desconfiar de ti, la verdad es que la vida nos sorprende, a pesar del ladrillo que nos rodea sigue habiendo mucha vida en cada pequeño trocito verde de nuestro entorno... Estoy volviendo a ver erizos de tierra, hacía tiempo que no los veía y ultimamente he visto unos cuantos. Xiki y yo nos hemos enamorado del pequeño gatito diminuto que has cuidado con tanto amor despues de llegar a ti a las puertas del otro mundo. La gente como tú me emociona, gracias en nombre de ellos. Eres un ejemplo para todos nosotros. Bravo, en eso los "guiris" nos llevais algo de ventaja.

Transi dijo...

Ay Fernando, cómo sabes lo que ocurre cuando no llevas la cámara! Y lo que no se pille en ese momento ya no será igual un segundo después...
Quizá en el futuro llevemos un xip que con un guiño de ojo plasmemos la realidad que nos rodea... (Yo me lo instalaba!)
A veces al llevar a la Xiki me pierdo fotos, ya sabes como es que todo es digno de ser perseguido, desde una mariposilla a un conejo... Pero bueno, nada es perfecto, su compañía me compensa con creces. Gracias AMIGO por estar ahí y hacernos compañía. Un beso.