domingo, 21 de febrero de 2010

Por tierras de Al-Azraq


Mohammad Abu Abdallah Ben Hudzäil al Sähuir (1208, Vall de Alcalá, en Alicante, - 1276, Alcoy), conocido con el sobrenombre de Al Azraq (el de los ojos azules), fue un caudillo musulmán que vivió a mediados del siglo XIII al sur del entonces Reino de Valencia.
Era hijo del valí Hudzäil al Sähuir y de madre cristiana. Pasó largas temporadas en las cortes de Aragón, Valencia y Granada.
Tras la conquista del reino de Valencia por Jaime I de Aragón, Al-Azraq estableció un pacto con el monarca aragonés, por el que el señor musulmán obtuvo el control de una serie de fortificaciones en los valles de Alcalá y Gallinera.
Sin embargo, debido a los continuos abusos contra la población musulmana, Al-Azraq encabezó tres sublevaciones contra el monarca aragonés.
.
"Fuente de Alcalá de la Jovada"


"Puente medieval"

"Acueducto"
.
Al-Azraq llegó a convertirse en el señor mudéjar más importante del siglo XIII. Tuvo la confianza y amistad del rey Jaime I y Alfonso X El Sabio.
Cuando comenzó la primera revuelta contra los moriscos en el año 1244, controlaba los castillos de Al-Hamra, Pego y Alcalá de Jovada; sin nombrar otros castillos menores.
Durante la segunda revuelta, da muchos quebraderos de cabeza al anciano Jaime I. Incluso está a punto de matarlo en una emboscada. Sin embargo, fue traicionado por su propio consejero y tuvo que partir al exilio, dejando sus dominios muy reducidos.
La tercera (y ultima) revuelta contra los moriscos, afectó directamente a Al-Cohí (Alcoy). Los musulmanes se revelaron contra los señores feudales castellanos por sus frecuentes abusos y Al-Azraq vuelve del exilio para defender a los suyos.
Pero esta vez Alcoy (con supuesta acción mágica de San Jorge) fue defendido con numerosos caballeros con armaduras y Al-Azraq fue derrotado.
Cuentan que fue abatido en los muros de Alcoy mediante una técnica de distracción...
Los despoblados de alrededor de Alcalá de la Jovada es todo lo que queda como restos de la población árabe que vivió aquí durante 9 siglos.
Uno de los despoblados moriscos que mejor se conserva es el de Atzuvieta. Antes de la expulsión allí vivían 17 familias. Fue ocupada por repobladores cristianos a lo largo de todo el siglo XVII. Las casas tienen una estructura sencilla, son de planta cuadrangular, con una habitación paralela a la fachada principal y un patio que ocupaba gran parte del edificio. A veces se construye otro habitáculo al fondo del patio o se adosa formando una "L" en uno de los laterales. Los escasos departamentos servían para dormir, como taller, almacén, cocina, etc. Las técnicas constructivas más antiguas se basan en los tapiales hechos con tierra, piedras y mortero de cal, pastados, prensados dentro de un cofre de madera y secados al aire.
.
Junto al barranco de la Gleda, a unos 730 m. de altitud, encontraremos la alquería andalusí de la Queirola (Cariola o Criola), con una docena de casas, donde aún se pueden ver abundantes restos medievales (paramentos y elementos constructivos, distribuciones de los elementos, patios...). En el siglo XIII la alquería pertenecía al caudillo musulman Al-Azraq. Antes de 1609, año de la expulsión de los moriscos, habitaban en ella 13 familias, después quedó despoblada. En los siglos XVIII y XIX se intentará ocupar de nuevo, pero gran parte de las casas se convierten en corrales para el ganado.

"Despoblado morisco La Queirola"
.
"Corral de ganado construído en una oquedad natural"


"Interior del corral"

"El penyó Gros desde la ventana del corral"

"Penya Foradada"


"Vall de Gallinera"