jueves, 14 de enero de 2010

Viento, atardecer ardiente

Hoy ha sido un día de temporal de viento. Sobre las cinco de la tarde un precioso arcoiris completo aparecía en nuestros cielos en dirección norte-sur. Comenzaba en la picada agua azul mediterránea, se arqueaba sobre un cielo gris plata y se diluía en la montaña (o viceversa). Era divino. (¡Cachis en la mar, no llevaba mi pequeña máquina de atrapar instantes!)
Por la carretera he visto a un motorista detenido en el arcén con la cámara en ristre... (¡Suertudo!)
Al atardecer estos eran los cielos que nos rodeaban..., esta vez no me pillaba desprevenida.






¡"Wind of change" en castellano!
(Una buena melodía para la esperanza)

4 comentarios:

Xibeliuss dijo...

¡Qué preciosidad!

Transi dijo...

Hola Xibeliuss, releyendo en tu blog me he dado cuenta de que vives en Santa Cruz de los Cuérragos, en uno de los pueblos más bonitos de Zamora. Pocos conservan las viejas casas de piedra y pizarra con tanto amor a los antepasados como vosotros, sus calles, en verano llenas de hortensias en flor...

Xibeliuss dijo...

Transi, perdóname, no había visto el comentario hasta ahora. No, no vivo en Santa Cruz (el narrador del cuento es un personaje, no soy yo), pero estoy tan enamorado de él como todos los que lo han visitado.
Yo vivo al otro lado de Puebla.

Transi dijo...

Xibeliuss, Von Patto, otros...¡Uf, qué lío! ¡Pero qué bueno!