lunes, 25 de enero de 2010

Regalos al contenedor

-Holaaaa!, soy un muñeco abandonado y colgado de un contenedor de basura. Y la verdad, no me encuentro muy agusto... Sé que soy feo, tanto que hasta los perros se acercan a mí para averiguar qué soy...

-Estoy todo nuevito, limpio, sin usar, tengo aún mi etiqueta...
.

(¿Cuántos son los "regalos" que acaban así?)

4 comentarios:

Xibeliuss dijo...

El nunca lo haría
¡e bay, hombre!

Transi dijo...

Terrible, mon ami! (Como diría Mme. Minuet)
¿No sería mejor pensar antes en lo que vamos a regalar? ¿O será quizá que lo hacemos a propósito para fastidiar? Tal vez no amamos a quien regalamos, y hacerlo se ha convertido en una obligación... No sé, si te cuento mi última aventura con el "amigo invisible"...
Un abrazo.

Violet dijo...

Pero qué horrible! No sé cómo las personas pueden ser tan consumistas e insesibles!

Un abrazo.

Transi dijo...

Una buena página sobre el "Consumo" es www.consumehastamorir.org
Hay muy buenos artículos, carteles, vídeos, etc.
Un abrazo Violet!