martes, 19 de enero de 2010

Sierra de Bernia

La sierra de Bernia separa las comarcas de la Marina Alta y de la Marina Baja en la provincia de Alicante. En la vertiente oeste encontramos las fuentes del Algar, donde el río del mismo nombre forma una serie de cascadas que vierten hacia el valle de Guadalest. Las sierras de Bernia y del Ferrer han sido declaradas en 2006 Paisaje Protegido en los términos de Benisa y Jalón. Sería deseable la incorporación en la zona protegida de terrenos de los municipios de Callosa d'En Sarrià, Altea y Calpe.
Accedimos a la sierra por la cara norte, desde las Casas de Bernia. (Benisa en dirección a Jalón-Pinos, CV-749).

La Font de Bèrnia o Font de Cabanes está situada al pie de una peña, tiene agua todo el año y conserva un lavadero.

Subimos por unas escaleras junto a la fuente para seguir por el sendero que se dirige al Forat. Su ascensión se hace más dura a medida que nos acercamos a las paredes de la sierra.

El sendero nos conduce a la boca del Forat, atravesando la galería agachando la cabeza para salir a la cara sur de la sierra, donde nos espera un balcón natural con vistas a Altea.

Se trata de un pasadizo natural, a 800 m de altitud, que comunica las dos vertientes de la sierra N y S, con una longitud aproximada de 20 m. La altura varía a lo largo de su recorrido, obligándonos en algún tramo, a atravesarlo casi a rastras.
Una vez en el lado sur, sorprenden la altura y la amplitud de la bóveda y la diferente luminosidad entre las dos caras de la montaña. Fue paso de caminantes, bandoleros, así como de ganado, conociéndosele como el "comptador de cabres".

"Benidorm y su isla"

"Altea y Sierra Helada"

"Les serres del Puig Campana, el Ponoig i la Aitana"

"Boca del Forat desde el sur"

"Aitana, Callosa d'En Sarrià y Xiki"

El sendero discurre por debajo de las paredes de la cara sur atravesando varias pedreras que bajan de la montaña. La foto la dedico a Fernando, Vicenta, Pepe, Nuria y Miguel Angel, a los que se les hizo de noche y, a oscuras, guiados por el GPS, consiguieron bajar de la sierra. (Para que vean por donde bajaron porque probablemente no sabían por donde se metían.)
.
El Fort de Bèrnia fue construído en 1562 por orden de Felipe II. Unos cincuenta años después fue abandonado y demolido, y hoy sólo quedan de él las ruinas que aquí se levantan.

En la Edad Media Bernia vigilaba una comarca con escasa población de cristianos, situados preferentemente en la costa, y una mayoría de musulmanes en montañas y valles del interior. Se hacía necesaria la construcción de unas defensas para evitar la huída de los moriscos o que se refugiaran en ella en caso de rebelión, además serviría de ayuda en caso de ataque berberisco al litoral. Se construyó en unas terrazas a 850 m de altura y en poco más de cuatro meses.
Pero pronto se puso de manifiesto la escasa eficacia defensiva y de estrategia militar, que añadido a los elevados costes de mantenimiento, a las grandes distancias de las bases de aprovisionamiento y al mínimo efecto disuasorio de las incursiones, no impidieron que la piratería continuara saqueando, devastando y haciendo cautivos.
Felipe III ordenó su demolición para que no pudiera ser utilizado por los moriscos.
En la actualidad se pueden contemplar los cuerpos inferiores en la totalidad de su planta, el foso, el sistema de acceso y parte de las estructuras de habitación.
Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1998.
(Los carteles que señalizaban las distintas partes de la fortaleza se encuentran en muy mal estado y deberían renovarse.)
.
Ya de vuelta, la luz del atardecer nos permitía divisar hacia el noreste el Cabo de Moraira con su torre de vigilancia costera. Incluso allá, en el horizonte se dibujaba la silueta de la isla de Ibiza.
Calma chicha (demasiada), calor... Se agradecía después de los fríos pasados. Cargamos las pilas.

5 comentarios:

fernando dijo...

Gracias por la "dedicatoria", fue una experiencia "inolvidable" y tenia ganas de volver para comprobar in situ la dificultad de la experiencia. En otra ocasion bajaremos por esa pedrera para "saborear" mejor las dificultades de la misma...aunque no quisiera repetirla a oscuras...no tendr´´ia "color"

Transi dijo...

Fue un buen día de paseo por la Bèrnia. A pesar de los nubarrones y de mis miedos, nos salió un día excelente. Yo hubiera preferido algo más de brisa..., por eso de las fotos más nítidas.
Un abrazo

Atmán dijo...

pues tiene questar chulo de pasar el forat

Atmán dijo...

pues tiene questar chulo de pasar el forat

Transi dijo...

Claro que sí Atmán, pensé en vosotros, en lo que os divertiriais vosotros pasando por allí. A ver si convences a los papis y os escapais un día del trabajo... Y si no, en unos añitos y con buena gente te podrás aventurar a ir...a casi donde tú quieras!