martes, 27 de enero de 2009

Monte y Cielo Incendiado

El fin de semana ha sido espantoso, las ráfagas de viento han rugido terriblemente arrancando árboles, postes y torres de luz y teléfono, tirando vayas, muros, mobiliario urbano...
Como contraprestación, la naturaleza nos ha obsequiado con verdaderos espectáculos de nubes incendiadas de naranjas, rojos, rosas...Si os habeis asomado a la ventana al amanecer o al caer la tarde habreis visto algo parecido a esto



También el vendaval nos dejó un terrible incendio en el Puig Campana, un monte especialmente querido por mí. Imaginaba las lenguas de fuego avivadas por el viento, devorando la vida que se encontraba en su correr hacia la cumbre...Más de 1000 Has. se quemaron, tantas como 1000 campos de fútbol. Y 15000 personas fueron desalojadas de sus viviendas ante el peligro que se les avecinaba. Lo creo, en las primeras horas el espectáculo debió ser dantesco. Ahora volver a sus casas será seguro muy triste.