domingo, 11 de marzo de 2012

Vicisitudes de los tiempos


Me maravillo de la ingratitud del arco,
porque no es leal con las palomas del boscaje.

Cuando era rama, fue su amigo,
y ahora que es arco las persigue.
¡Así son las vicisitudes de los tiempos!
De AHMED BEN WADDAH,
apodado AL-BUQAYRA, de Murcia
(muerto hacia 1135)


4 comentarios:

Javier 16 dijo...

Algo similar le ocurre a los aerogeneradores en los polígonos industriales de las montañas, que van de ecologistas y, en realidad, son unos criminales de paisajes y aves.
La interesante reflexión de Ahmed Ben Waddah me ha dejado sin palabras. Ha sido y fue, más certero que el arco mortífero.

Saludos.

El tejón dijo...

¡¡Que buena frase, me encantó.!
Un abrazo.

Transi dijo...

Hola Javier!
Buen ejemplo has puesto! Cuando las eléctricas nos ofrecen "energía limpia" deberíamos informarnos de qué es realmente lo que hay detrás... Montes sajados para que entre maquinaria pesada y levanten esos palitos de metros de diámetro, colocar esas aspas inmensas que atrapan y asesinan aves... Todo para que a los 10 años estén obsoletas y haya que instalarlas de nuevo... Siempre que las veo recuerdo la aventura de Don Quijote con los molinos... Son los nuevos monstruos del siglo XXI!
El problema es que el humano nunca sacia su sed, de energía, de agua..., y cualquier cosa se puede hacer para conseguirlas. (Pocos preguntan, no queremos saber, a pesar de que a veces sospechamos que hay algo más que no nos cuentan..., eso es lo peor.)
En fin, que este tema daría para varios artículos...
En tanto la vida se renueva...¿Has visto que pichón más bonico tomaba el sol?
Gracias Javier por tu interesante aportación.
Un abrazo.

Transi dijo...

Me alegro Tejón de que te gustara!
Hace unos días leí algo de poesía sefardí y me llamó la atención la "actualidad" de sus palabras... Me quedé con esta que como bien dices da para una buena reflexión.
Gracias y un abrazo.