lunes, 6 de agosto de 2012

Chavela Vargas



Uno se despide
insensiblemente de pequeñas cosas.

Lo mismo que un árbol
que en tiempo de otoño se queda sin hojas.

Al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas
esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón.

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida
y entonces comprende cómo están de ausentes las cosas queridas.

Por eso muchacha no partas ahora soñando el regreso
que el amor es simple y a las cosas simples las devora el tiempo.

Demórate a ti, en la luz solar de este mediodía
donde encontrarás con el pan al sol la mesa tendida.

Por eso muchacha no partas ahora soñando el regreso
que el amor es simple y a las cosas simples las devora el tiempo.

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida...

(Canción de César Isella y Armando Tejada/ Letra original, poema de Julio Cortázar, "No partas ahora")

6 comentarios:

Trecce dijo...

Se nos fue Chavela y algunos estamos un poquito más tristes.

Transi dijo...

Ella contaba que ésta sería la última canción que ella cantaría si supiera que se iba a ir...
Confieso que no la conocía..., qué profundidad, qué sabiduría... Se bebió la vida y algo más, nos quedan sus palabras, su ejemplo de libertad, su grito desgarrado, su llanto ahogado en su garganta...
Un abrazo Tejón.

Juan Guijarro Moreno dijo...

Pues sí, con una vida longeva se nos fue Chavela, una gran intérprete, una gran cantante, yo tampoco conocía esta canción, muy bella. Una voz inigualable la suya, que descanse en paz. Un abrazo compi

Javier 16 dijo...

“Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida...”
Me quedo con esta magnífica frase.

Abrazos.

Transi dijo...

Hola Juan!
Perdona la tardanza en contestar..., a veces desconectar viene bien.
Un besote, compañero!

Transi dijo...

Ei, Javier! Yo también me he quedado con esa frase tan maravillosa!
(pero no hay que dejar de leer el verso que sigue..., aunque duela)
Un besote.
(Gracias por pasar...)