miércoles, 2 de noviembre de 2011

Oruga a la vista!

Era una mañana preciosa, un sol espléndido lucía después de varios días de lluvia... (Y tras meses sin una gota de agua...) El campo se mostraba reluciente, vestido de verde.
Casi sin darme cuenta iba escrutando las plantas diversas... De pronto me encontré una hermosa mata de ruda ( Ruta angustifolia), orientada al sureste, en un bancal en lo alto de un soleado mirador al mar... Y pensé, "si yo fuera la Papilio Machaon, aquí pondría mis huevos".
Para entonces yo ya había memorizado sus colores...
Imaginaos mi alegría al descubrir entre sus hojas dos diminutos ejemplares de orugas de esta especie! (no medirían más de centímetro y medio)
Tuve la tentación de llevármelas a casa para protegerlas de las moscas y avispas de las que habla Guillermo en su interesantísima entrada...
Gracias Guillermo, me estás enseñado a saber buscar, a tener paciencia, a "oler" a los bichos...

¡Me encanta aprender!

21 comentarios:

Trecce dijo...

Pareces Alicia en el país de las maravillas: "La Oruga y Alicia se estuvieron mirando un rato en silencio: por fin la Oruga se sacó la pipa de la boca, y se dirigió a la niña en voz lánguida y adormilada..."

Xibeliuss. dijo...

¡Hermosa oruga!
Aquí casi sólo nos quedan ya moscas: como hace frío fuera se atrincheran en las casas :)
Me apunto al comentario de Trecce
Abrazos, Transi

Guillermo Elderberry dijo...

Gracias a ti, Transi. Haces que mis entradas valgan la pena.

Qué preciosidad de orugas, si te digo la verdad, a veces me distraen más las orugas que los adultos. Es interesante ver cómo sacan el osmeterio (un cuerno naranja con dos puntas que tienen en la cabeza y que lanza partículas apestosas que huelen al principio a naranja y luego a podrido) cuando se cabrean o se asustan.
A mí también me encanta aprender, pero cosas que valen la pena xD.
Un besazo :P

Tommy TM dijo...

Una maravilla de orugas y muy buenos macros.
Después de estas lluvias, lo que he visto ha sido una barbaridad de lombrices de gris oscuro inundando aceras y arcenes... mucho menos espectaculares que estas orugas ;)
Saludos.

Valverde de Lucerna dijo...

Una chulada de oruga.
Un abrazo.

Transi dijo...

Hola Trecce! Me gusta mucho tu comentario... Me has hecho ir a buscar ese capítulo del libro del encuentro de Alicia con la oruga... ¡Vaya diálogo!
Me gusta que la oruga reivindique su estatura como la mejor..., siete centímetros.
Y un poco a veces me siento como ella...en el País de las Maravillas...
Gracias!
Un abrazo.

Transi dijo...

Muy buscada y deseada Xibeliuss!
No quise apenas molestarlas, eran tan frágiles! Espero volverlas a ver, ya más creciditas... y si tengo la suerte de verles los cuernecitos de la cabeza... (esos de los que habla Guillermo), os lo contaré con gran placer.
Un abrazo.

Transi dijo...

Ay Guillermo, cada día me alucinas más!
Los cuernecillos los había visto en fotos y no sabía si todos tendrían..., y eso que cuentas de la sustancia que tiran...que huele a... Te imagino, con la nariz pegadita a ellas... Eres genial!
(Me recuerdas a Joan Piera con las orquídeas...)
Y no te desmoralices con la UA, los comienzos no son fáciles, pero pronto les pillarás el tranquillo a todos y te resultará fácil, no lo dudes!
Un abrazote!

Transi dijo...

Hola Tommy, es verdad, las lluvias tras la prolongada sequía ha sacado a las calles muchos gusanos, lombrices...(Y miles de caracoles, recuerdo fotos tuyas) Se han ido celebrarlo! (¿Has visto lo verde que se ha puesto el campo?)
A estas oruguitas espero volver a verlas más creciditas y hacerles de veras un buen reportaje...
Gracias y un abrazo.

Transi dijo...

Hola Valverde de Lucerna, en este caso la oruga es tan bonita como la mariposa...
Gracias por venir y saludar, un abrazo.

Javier 16 dijo...

Este Guillermo, será mi entomólogo particular para identificar futuras capturas fotográficas.

Es un placer esto de los blogs por la de cosas que se aprenden de todas las materias posibles. Estoy encantado y, no los cambio ni por la mejor televisión.

Saludos.

Guillermo Elderberry dijo...

Pues los cuernecillos esos, la primera vez que vi unos eran de una oruga de podalirio que cogí sin querer al cortar unas ramas de almendro para mis orugas de gran pavón, sin querer la rocé y la oruga se enfadó y mostró los cuernecicos. Mi hermana estaba delante y empezó a decir que olía fatal, me hizo gracia, las partículas olorosas salen despedidas del cuerno y viajan a toda velocidad. Ya te digo, al principio huele como a naranja y después se estropea el olor.

Transi dijo...

Hola Javier 16, es un placer tenerte por aquí!
Tienes razón en lo de los blogs, se encuentra gente con los mismos intereses, nos deleitamos con fotos y relatos, aprendemos unos de otros...
Hay que ver este Guillermo lo que sabe, como vive la "vida natural" y da gusto ver como lo cuenta...
Teneis algo en común, me encanta como lo contais, como lo vivís, sois grandes comunicadores, algo que hace mucha falta hoy en día...
Gracias y un abrazo.

Transi dijo...

Míralas ellas, también tienen sus mecanismos para defenderse..., así cuando alguien se las quiera comer, recibirá una dosis de "peste". Me estoy riendo imaginando la conversación con tu hermana...
Otro abrazote, Guillermo!

Guillermo Elderberry dijo...

Estoy de acuerdo con Javi y contigo, gracias a los blogs he conocido a gente como vosotros, algo de lo que ando muy pero que muy escaso. De hecho no tengo amigos a los que les gusten los animales ni los entiendan como yo, siempre he ejercido en solitario xD.

Mi hermana tolera mis animales y mis plantas, pero siempre que no le incumban mucho; lo malo es que la vez en que la oruga enfadada mostró sus cuernos, mi hermana estaba DEMASIADO cerca. A menos de 50 cm. Así que imagínate... Menos mal que estaba medio empanada mirando el ordenador y no gruñó mucho.

Transi dijo...

Guillermo, te confesaré que tengo cierto "remordimiento de conciencia"... Verás, he pasado a ver a las pequeñajas... y tocando el palito donde descansaba y se aferraba del viento una de ellas, pues, se ha roto... (Por cierto, la he tocado levemente y ha levantado la cabeza...) La he devuelto al corazón de la planta pero con el aire que hacía mi temor es que caiga... Si ya me digo yo siempre..., mejor no tocar... (Le he hecho varias fotos; agarrada a su palito seco, por arriba, desde abajo, le he mirado la cabeza y no le he visto cuernecillos..., preciosa!, me gustan las paticas, no te rías, seguro que no se llaman así)
Feliz semana!
Un abrazo actualizado.

Guillermo Elderberry dijo...

Pero qué has roto? La oruga o el palito xD. No pasa nada si se ha roto el palito mujer, y si la has metido en el corazón de la mata, pues casi que será mejor, para estar protegida.

Jajajajajjaa paticas. Me hace gracia lo del ico ica, aqui tambien se dice mucho. Son patas falsas, las de detrás, creo que tienen 5 pares, son como ventosas y sirven para agarrarse con fuerza. las patas verdaderas (son seis, como todos los insectos) están cerca de la cabeza. los cuernecillos (se llaman osmeterium) se ven mejor en las orugas grandes, aunque las chicas tb las enseñan.

aiii alma de cantaro, que el que rompe, paga!! :P

Transi dijo...

Gracias Guillermo, eres un solete... (te aseguro que he ido a la foto y he contado las ventosas y buscado como dices las diminutas patitas delanteras... Por cierto, en una foto se le ve muy bien la cabeza...¿Tiene pelos?)
Respecto a lo que dices respecto a los amigos te diré que lo comprendo..., alguno de ellos pensará por ejemplo, que qué tonta soy preocupándome por una "insignificante oruga"... Tú sabes a lo que me refiero, al respeto por la vida, toda, por diminutos y primitivos que sean los seres... A mis chicos les sorprende que coja arañitas, gusanos, escarabajos..., y que los ponga a buen recaudo de pisadas y demás peligros.
En fin, un placer hablar contigo!

Guillermo Elderberry dijo...

Jaja madre mía, Transi, menuda cháchara que nos traemos por aquí.

Las orugas de macaón en L1, L2 y creo que también en L3 (L es el estado entre muda y muda, por ejemplo, L1 es una oruga recién salida del huevo, L2 es después de su primera muda... y así xD) tienen pelicos en el cuerpo. Luego los pierden y ya sabes cómo se vuelven, verdes y suaves como de plastico de globos jaja.

Y claro, si yo siempre he sido el rarito de los bichos, y me han dicho de tó, pero a mí me da igual, yo siempre he bicheao como el que más jaja.
Un beso.

Transi dijo...

Por fin he entendido lo de L1, L2... Te lo había leído antes en tu entrada y pensaba que era otra cosa... Qué maravilla de criaturas... Lo del cambio de "muda", "camisa", etc, me alucina. (¿Te imaginas que nos pasara también a los homínidos? Vaya cachondeo...)
Bueno, no me enrollo más. Qué gusto que una entrada tan sencilla dé tanto de si... Me encanta conocer gente como tú, gracias Guillermo!

Transi dijo...

Guillermo! Guillermo!
Acabo de releerte y recordar que la "pavón" huele las feromonas de la hembra... a 10 kilómetros de distancia!!!