sábado, 24 de septiembre de 2011

FotoAmanece 143












14 comentarios:

Guillermo García-Saúco ~ (W. Elderberry) dijo...

¿Te levantas todos los días para ver amanecer?

Cabopá dijo...

Increibles tus amaneceres
Increibles nuestros amaneceres
Tu mar y mi mar son el mismo.
Por eso me asomo para verlos.
Gracias vecina.
Besicos.

Transi dijo...

Sí, Guillermo. Ya se ha convertido en una costumbre superagradable, es para mí el mejor momento del día... Cargo pilas, me despierto, me emociono a veces... En fin, que en 20 años pocos amaneceres se me han escapado.
Gracias y un abrazo.

Transi dijo...

Hola Cabopá! Qué razón tienes! Nuestro mar, que tanto miramos, está bañado con esa misma luz...
Gracias por tu agradable comentario. Hace tiempo que me apetece mucho acercarme por el Cabo de Palos. (He estado pero nunca he ido a hacer fotos y ahora puede ser un buen momento...)
Un abrazo.

Valverde de Lucerna dijo...

Será amanecer pero hay mucha luz, algo que en el interior no sucede, ¿será el reflejo de las aguas marinas?
Te has acostumbrado a madrugar y ya no lo dejas.
Un abrazo.

Guillermo García-Saúco ~ (W. Elderberry) dijo...

A mí me pasa igual cuando veo amanecer en mi pueblo. Como está al final de un largo cerro, las nubes se pegan a los árboles y el cielo está gris, no se oye casi nada, excepto algún parloteo de gallina y después un quiquiriquí cercano. Me hace sentir como si estuviera en un pueblo del norte ibérico. Me encanta.
Besos.

Transi dijo...

Tienes razón, Valverde de Lucerna, el mar hace de espejo y el efecto es espectacular... Al no tener obstáculos y ser tan tierna la luz a esas horas..., en el interior, también habrá días de cielos rojizos... Habrá que buscar un lago y el día apropiado (a ver si se anima algún sanabrés)
Si los dioses quieren no sólo no lo dejaré, sino que estaré ahí para capturar ese momento...
Un abrazo.

Transi dijo...

Esa es otra faceta del madrugar que a mí me apasiona... El despertar de los estorninos en los pinos cercanos, el gallo de un vecino del barrio, el rocío..., salir de noche y ver entrar la luz..., y la vida.
Cuando voy al interior también madrugo, la sensación es la misma, igual de placentera o más...
Un abrazo Guillermo.

Guillermo García-Saúco ~ (W. Elderberry) dijo...

Oye Transi, mira tu email. Besos.

El tejon dijo...

No tengo palabras.
Un abrazo.

Transi dijo...

Lo miré y te contesté, Guillermo.

Transi dijo...

Gracias Tejón, tu presencia aquí me recompensa mucho.
Gracias y un abrazo.

lpratsl dijo...

lo he vuelto a hacer...no he podido aguantarme las ganitas...gracias por regalarme las vistas de nuestro entorno...a veces uno no es consciente de la belleza que le rodea...un poquito empalagoso pero los dedos van solos (me refiero a lo escrito)...gracias Transi...

http://suenacomoseescribe.blogspot.com/2011/10/supongamos.html

Transi dijo...

Precioso poema Luis!
De empalagoso nada,...redondo, me encanta, ya te lo he dicho en tu entrada.
(Y me encanta que abraces a tus palabras con mis fotos!)
Un abrazote.