sábado, 14 de mayo de 2011

Mar, tumba de inocentes

¡Terrible!
Sería terrible si fuera cierto, que 61 personas (hombres, mujeres y niños) murieran de hambre y sed el pasado marzo en el mar Mediterráneo tras quedar a la deriva el barco en el que trataban de llegar a la isla italiana de Lampedusa y no ser socorridos por los barcos que la OTAN tiene desplegados en la zona...
Espeluznante sería confirmar que solo once de las personas que iban a bordo consiguieran sobrevivir, mientras que el resto murió de hambre y sed después de pasar 16 días en el mar... Pero más terrible sería si las investigaciones no llegaran al final y los responsables en caso de ser cierto...no fueran castigados por la ley.
leer noticia

Lamentación de la muerte



Sobre el cielo negro,


culebrinas amarillas.




Vine a este mundo con ojos


y me voy sin ellos.


¡Señor del mayor dolor!


Y luego,


un velón y una manta


en el suelo.


Quise llegar adonde


llegaron los buenos,


¡Y he llegado, Dios mío!...


Pero luego,


un velón y una manta


en el suelo.


Limoncito


amarillo limonero.


Echad los limoncitos


al viento.


¡Ya lo sabéis!... Porque luego,


luego,


un velón y una manta


en el suelo.


Sobre el cielo negro,


culebrinas amarillas.




Federico García Lorca




4 comentarios:

Trecce dijo...

Llámame malpensado, si quieres, pero mucho me temo que nos va a quedar la duda para siempre.

Valverde de Lucerna dijo...

Creo que no se va a saber nunca lo que pasó, al fin y al cabo eran emigrantes. ¡Cuántos emigrantes morirían en el Atlántico buscando un camino hacia Occidente!
Un saludo.

Transi dijo...

De malpensado nada Trecce, en dos meses se ha dejado de hablar de ello... En fin, que a pesar de que estas entradas no me gustan, no me resistía a dejar patente la inmoralidad del "sistema" y de cada uno de nosotros que miramos para otro lado...
(Es mucho más jugoso ahora hablar del presidente del FMI y su presunta adicción al sexo...)
Un abrazote!

Transi dijo...

Hola Valverde de Lucerna! Como bien dices no eran de nuestro "primer" mundo, sólo era gente que huía, por lo que fuera, del odio, de la miseria..., y que ilusamente pensaron que conseguirían llegar y buscarse la vida en esta falsa "tierra de oportunidades"...
Nadie reconoce nada, nadie se responsabiliza, a casi nadie le importa, cuantos menos lleguen mejor...
Gracias y un abrazo.