lunes, 8 de marzo de 2010

Paisatge després d'un incendi

"El paratje de la Foradada ja està calcinat", afirmava un veí de la Vall d'Alcalà, en la comarca de la Marina Alta, en la província d' Alacant, al juliol del 2009...

"Vista del Penyó Gros des d'Alcalà de la Jovada, no és neu, és la roca mare despullada de verd"


"Arbres calcinats"

"Restes d'antics corrals"

"Als peus de la Foradada"
"Foto de la Foradada en març del 2009, 4 mesos avans del desastre"
Foto de Fernando Solbes Llorens

"La penya, al febrer del 2010, set mesos després de l' incendi"

Autor de la foto: Petercero, març 2007, http://www.panoramio.com/photo/1496743

4 comentarios:

fernando dijo...

Quin paratge mes desolador, i mes desprès de haver-lo conegut amb una abundant vegetació i varietat de flors, impressiona la foto en la que pareix realment que estiga nevat…esta cremada fins la pedra.
Els incendis també mos descobreixen la labor que havien fet els nostres avant passats treballant la poca terra que hi havia amb els seus margens de pedra o pasturant amb el ramat i refugiant-se als corrals de pedra

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Los árboles son los dueños de la tierra, son los que permiten la vida o la muerte de grandes civilizaciones.
La isla de Pascua y sus pobladores prosperaron mientras duró la madera de sus bosques. Una vez hubieron desaparecido quedó una pequeña población más ligada al mar y con poca capacidad de desarrollo. Hasta olvidaron a sus antepadados. Todavía se preguntan cómo los antiguos pobladores pudieron esculpir y transportar los moais.
Las últimas investigaciones, también nos llevan a que la desaparcición del pueblo Maya, está relacionado a un empobrecimiento del suelo y a una tala abusiva de la selva.
Hay más ejemplos, y nosotros todaví no hemos aprendido. Seguimos permitiendo y favoreciendo que el bosque mediterráneo halla desaparecido de algunos valles y montañas de nuestro entorno.

Transi dijo...

Muy interesante tu comentario, Anónimo. Bienvenido y muchísimas gracias por aportar palabras tan claras, datos tan evidentes... de lo que parece inevitable, de seguir así.
Un abrazo y no nos demos por vencid@s.