martes, 16 de marzo de 2010

"Amigo Félix"

Hace unos días vi un reportaje en la 2 sobre Félix Rodríguez de la Fuente, en el 30 aniversario de su muerte. Me emocioné mucho al verlo y escuchar a los que fueron compañeros y seguidores de su abierto camino, al oir la sintonía de su programa "El hombre y la Tierra", el aullido de los lobos, sus palabras...
Pensé que tenía que escribir algo sobre él y sobre lo que había representado para toda aquella generación de niños y jóvenes - entre los que me encontraba-, la divulgación de su sabiduría sobre la fauna Ibérica y los lobos en particular...

Hoy he encontrado este buen artículo sobre su vida y vivencias, si os apetece leerlo podeis hacerlo en:

http://davidnietomacein.blogspot.com/2010/03/homenaje-felix-rodriguez-de-la-fuente.html

Antón García Abril, compositor de la sintonía de "El hombre y la Tierra" comentaba que Félix se había emocionado al oir la melodía que había compuesto para el programa... Es sencillamente, genial.
"...Pero personalmente me quedo con el tema que más me impactó en mi infancia. La impresionante música de cabecera para el inolvidable "El Hombre y la Tierra", compuesto por Antón García Abril. Sus marcados ritmos, con esa poderosa percusión, me hacían saltar de pequeño hasta la silla más cercana para disfrutar de las aventuras del añorado Félix Rodríguez de la Fuente. Ah, qué tiempos aquéllos... "
Bac Hylon, http://www.bsospirit.com/comentarios/sintonias.php



Viendo el vídeo que va a continuación me he dado cuenta de que "algo" ha cambiado. Ahora hay muchos más jabalíes, más conejos, (tantos que se han convertido en plaga en algunos sitios). Pero nos faltan consumidores secundarios, carnívoros salvajes. Los lobos han crecido en número, están protegidos..., pero aislados en pequeños reductos de naturaleza salvaje. Y el lince está a punto de desaparecer, nos quedan menos de 300 ejemplares, siendo el felino más amenazado del mundo...
Soy lega en la materia, pero ver este pequeño fragmento de "El hombre y la Tierra", me ha hecho pensar, e intuir que parece que en estos años algo hemos modificado en la pirámide ecológica. ¿Qué diría Félix ahora? ¡Cuánto me gustaría oirle!