jueves, 24 de diciembre de 2009

Mariano Estrada: las auténticas Navidades...

Hálitos: La Navidad del recuerdo (Diciembre, 2007)
"Para mí, las auténticas Navidades son las del recuerdo imborrable de la niñez: una casa cuya forma no han logrado cambiar las rehabilitaciones, una cocina caldeada por un fuego bajo de leña y por el profuso calor de una familia humilde, amante y numerosa; unos escaños oscuros de madera para sentarse al fuego; el hogar, donde se calentaban las palabras y la risa y la comida de la familia, incluidos los animales; la duermevela de los gatos en los entornos del resplandor de las llamaradas; las brasas rojizas y acogedoras en que éstas acababan convirtiéndose, la campana gigante que sujetaba el calor en sus paredes íntimas, el humo que ennegrecía las caramillas y multiplicaba el hollín de la chimenea: la misma chimenea por la que años después se coló la Luna para encontrar una doliente soledad desperdigada.

Y los abuelos, con su cariño viejo y su memoria innumerable e imperecedera, con la magia atrayente de sus fábricas de aventuras y desventuras, de alegrías y miedos.

Y los hermanos, vertebrados en el amor de tu corazón como si fueran carne propia, doliéndote sus dolores, iluminándote sus alegrías. Compartiendo los enfados y las carcajadas y los parchises y las fungas y las zambombas y las rayuelas…Compartiendo el patio y el amor y la calle y el cálido aliento de los perros.

Y los padres.

Unos padres cercanos, amorosos y protectores. Con su presencia sencilla, pero robusta, indisociable de la felicidad, y la ternura sólida de un amor tan grande que no se ha agotado en el tiempo ni caerá jamás en el olvido."
.
(Fotos Sanabria-Zamora)

2 comentarios:

Mariano Estrada dijo...

Hola, Transi:
Los recuerdos bonitos lo son realmente para siempre. El de aquellas navidades de mi niñez es exactamente imperecedero. Gracias por ponerlo en tu Blog. Te deseo unos días felices y un Año nuevo cargado de alegría.
Un abrazo

Transi dijo...

Y yo que sigas tan fructífero con las palabras, que consigas deleitarnos con nuevas combinaciones, para entre otras cosas enriquecer yo mi espacio con tus creaciones.
Incondicionalmente tuya, un abrazo.