viernes, 6 de noviembre de 2009

Cielos!


Lo veo casi cada día, pero no por ello deja de parecerme maravillosa esta pincelada de color calor... Ese instante efímero pues apenas dura unos segundos, el momento en el que el sol se asoma por las alturas y colorea los negros nubarrones.


O cuando los ilumina tanto que las nubes parecen de oro...


La lucha del sol por apartar a las nubes es genial y casi siempre consigue encajar algunos de sus rayos, que nos llegan como espléndidas glorias o fantasmagóricas figuras...



¡Feliz fin de semana!

4 comentarios:

Violet dijo...

Ay! Pero que tonta soy!
No había caído en cuenta de que este era tu blog, y respondí a tu comentario en mi blog. Soy un poco perezosa por eso no lo escrbiré de nuevo. Pásate por allá y léelo, y ves mis actualizaciones. ;)
Un abrazo.

Xibeliuss dijo...

¡Que maravilla de serie! La cuarta es realmente oro.

Transi dijo...

No te preocupes Violet, yo entro en tus páginas y no sé donde dejé mi comentario... Cuando tenga más tiempo pienso entretenerme un rato.
Encantadísima de verte por aquí.

Transi dijo...

Hola Xibeliuss, gracias por tus apreciaciones fotográficas, viendo vuestras fotografías pienso que aún me queda mucho por aprender.
(Lo mío es casi automático, y la cámara no es ni réflex..., que no se entere nadie.Estoy ahorrando)
La naturaleza es así de hermosa! Un abrazo.