viernes, 8 de noviembre de 2013

Inquieta luz

(Os doy lo mejor que tengo..., y ni siquiera es mío.)


Primero es un albor trémulo y vago,
raya de inquieta luz que corta el mar;
luego chispea y crece y se dilata
en ardiente explosión de claridad.

La brilladora lumbre es la alegría,
la temerosa sombra es el pesar.
¡Ay! En la noche oscura de mi alma,
¿cuándo amanecerá?

G.A. Bécquer
Rima LXII

2 comentarios:

Trecce dijo...

Impresionante imagen.

Transi dijo...

Imagínate verlo en directo..., una gozada!
Mil gracias por saludar, un abrazote.