miércoles, 9 de octubre de 2013

Naturaleza


Me encanta pasear por las mañanas, cuando la vida despierta... Perseguir de puntillas y observar a los pájaros, los insectos..., en especial las mariposas. Un breve rastro de vida, tan leve como una pluma... 


Ver la perfección en sus estructuras... 


Tomar un pequeño brote de hinojo entre los labios y descubrir que tiene dueño...

Exuberantes flores de romero que no sólo atraen a los alados...   

Me hace feliz que ellas me permitan acercarme... 

Es una gozada ver como saltan de rama en rama divertidas las ardillas... 

Aquí, entre todas ellas, siento la verdad.

"Es a la verdad la mentira un vicio maldito. No somos hombres ni estamos ligados los unos a los otros más que por la palabra. Si conociéramos todo su horror y trascendencia, la perseguiríamos a sangre y fuego, con mucho mayor motivo que otros pecados... Plinio dice que nos encontramos más a gusto en compañía de un perro conocido que en la de un hombre cuya veracidad de lenguaje desconocemos."
De los mentirosos, Montaigne
 
 

4 comentarios:

valverdedelucerna dijo...

Una secuencia de imágenes cada cual mejor.
Buen paseo disfrutando de la naturaleza.
Un abrazo.

Javier G. dijo...

No te comiste la araña ¿verdad?...jaja, lo digo por si ibas floja de proteínas.
Oye que, a lo tonto a lo tonto estás haciendo unas afotos que pa qué…
Muy guapas todas.

Saludos.

Transi dijo...

Hola Valverde!
Gracias por tu presencia y encanto en las palabras.
Os tengo que dar la enhorabuena a los maestros de Castilla y León, sois mucho mejores que nosotros!
(Aquí el ladrillo ha hecho mucho daño...)
Un abrazote.

Transi dijo...

Hola Javier!
Tengo muy buenos maestros entre vosotros y mi aplico!
Ya sabes que es la paciencia la mejor amiga para las fotos... La libélula fue perseguida a cámara lenta unos diez minutos... Hasta la tumefacción.
Con la araña jugué al escondite, le hice muchas fotos y ésta, bastante mala, es la mejor.
Gracias por animarme a seguir!
Un abrazo.