domingo, 6 de enero de 2013

Mi regalo de Reyes

De un tiempo a esta parte me he dado cuenta de que lo que lo que más feliz me hace es echarme al monte o a la playa...
Así que hoy he decidido regalarme este paseo. La Torre del Xarco y su entorno hace años que me tiene atrapada..., pero nunca había estado a sus pies, tocado sus piedras centenarias... (Lo que habrán visto!)


Las vistas son espectaculares... No sé aún muy bien por qué (y que no me oigan los especuladores...), esta zona permanece casi virgen. Sin tener que subir mucho se tienen hermosas vistas de las montañas que nos circundan... Serra Gelada, Puig Campana, Bèrnia, Aitana, Cabeçó d'Or...

La Torre del Xarco desde su vertiente oeste, detrás, el Puig Campana. 

Abajo, las mejores aguas para bañarse y bucear... 

La Torre vista desde el sur. 

La vigilanta de la Torre. 
(Sólo que ella prefiere mirar a tierra, por si algún conejito...) 

Con estas vistas hemos almorzado. Imaginad..., en manga corta, un sol maravilloso, en una mano un bocata de tortilla de verdura con gambas, en la otra una cerveza... ¿Hay mejor regalo?

La Torre en su frente este. 

La siguiente torre vigía hacia el este, la Torre del Aguiló. (Al fodo Benidorm y Serra Gelada)

La anterior, hacia el oeste, ya en el término de El Campello, la Torre de Reixes. 
(A la derecha el "Pueblo Acantilado"...) 

En el agua también había gente disfrutando... canoas, buceadores... ¡Vaya color tenía el agua!




Gracias Manuel y Palomas, ¡no os imaginais lo que me gustó vuestro regalo de Nochebuena...! 
Lo he colocado donde antes tenía la televisión...¡Qué diferencia!
(Manuel, ¡qué bonita has sacado a la Torre del Xarco!)

6 comentarios:

El tejón dijo...

Esta entrada en comparación con la anterior es reconfortante, un buen regalo.
Un abrazo agradecido,Transi.

Javier 16 dijo...

Pues tienes razón, el lugar es precioso para no haber sido señalado por los especuladores. No me imaginaba que hubiese espacios tan bien conservados en la Comunidad Valenciana.
Respecto a la torre, me pica la curiosidad, no sé si habían tapiado la entrada o ésta, en su tiempo, era por medio de alguna escalera con plataforma de madera. Supongo que sería un puesto de vigilancia…

Tortilla de gambas y cerveza…esto casi parece una cena de gala más que una excursión jaja…

Que regalazo por cierto…

Saludos.

Valverde de Lucerna dijo...

¡Vaya paseos que te das! ¡Y nosotros aquí con frío y niebla!
Un abrazo.

Transi dijo...

Gracias Tejón!
Se merecía otra visión diferente... Hay que saber buscar, también aquí hay pequeños paraísos... (no sé por cuanto tiempo...)
Un abrazote.

Transi dijo...

Los hay, Javier. Tú bien sabes, si buscas entre el ladrillo puedes encontrar sorpresas, pequeñas islas de naturaleza... Aquí hay muchas, si vienes por aquí, te puedo hacer una lista de lugares en los que no parece que estés en la C.Valenciana...
Me encanta que te hayas quedado con la tortilla, me da la impresión de que te gustaría un pinchito..., además de gambas llevaba verdura: espárragos, alcachofas, ajos tiernos, setas... (Y cuatro huevos!) Una delicia!
Las torres tenían una entrada siempre en altura, a la que se accedía mediante escalas, rudimentarias escaleras de metal... La puerta es la que se ve al sur, en alto. No hay más entradas. Sí hay, en dirección norte, este y oeste pequeñas aberturas para la vigilancia...
Me encanta verte por aquí, un abrazo.

Transi dijo...

Hola Valverde!!!
Aquí el frío dura poco... Y hay entre ellos pequeños veranillos en los que luce el sol y a mediodía se está casi como en primavera. El frío vendrá para febrero, en que suele nevar...
También es normal que en Zamora paséis frío... ¿Por qué crees que medio imserso esté aquí en invierno?
Serán mayores pero no tontos. Por cierto a los mayores de Europa más al norte también les gusta la C.Valenciana.
Espero que os llegue un poquito de este calorcito...
Un abrazote.