viernes, 9 de diciembre de 2011

Cuando empieza el día...

La mente del hombre busca hacia afuera todo el día.
Cuanto más lejos llega,
tanto más se opone a sí misma.
Sólo aquellos que miran hacia adentro,
pueden censurar sus pasiones,
y cesar sus pensamientos.
Pudiendo cesar sus pensamientos,
sus mentes devienen tranquilas.
Tranquilizar la mente es nutrir el espíritu de uno,
nutrir el espíritu es retornar a la Naturaleza.

(Antiguo poema taoísta)









8 comentarios:

Guillermo Elderberry dijo...

Querida Transi, esa foto primera me recuerda al edificio de una película de Hayao Miyazaki, "El Viaje de Chihiro". Es preciosa, aunque sean dibujos, te recomiendo verla. Es extraño ver cómo cada vez se distorsiona más la imagen, cuanto más cerca está de ti. Y lo siento, también tengo que comentarte la segunda foto, parece una especie de astro u ovni sobrevolando la playa alicantina. Veo que estás hoy oriental. Yo fui budista durante un tiempo... puede que algún día te cuente cómo lo pasé.
Me han encantado tus fotos de hoy. Desde San Vicente no se ve todo así.
Un beso.
G.

Transi dijo...

Hola Guillermo! Es un placer como siempre verte por aquí... Me suena la peli, la buscaré. Hay pelis de dibujos geniales (me viene ahora a la mente una muy buena en que dos abuelitos vivían una bomba atómica...)
Vaya vaya, con que budista..., me cuadra con tu filosofía de vida homínida.
Qué bien, lo del ovni lo has captado, cómo me alegro, no estaba convencida yo en que pareciera...
La verdad es que si no te acercas a la orilla no se ven estos cielos y el reflejo en el mar... Cuando salgo no sé lo que voy a ver... Eso me gusta. (Y que guste, más!)
Un abrazote!

Javier 16 dijo...

Que siluetas pajariles más entrañables las captadas con ayuda del rojizo sol del frío. Incluso la obra humana se embellece antes de martirizar la abarrotada playa.

El platillo volante he notado que está aparcado, puesto que no veo a nadie en su interior.

Saludos.

Transi dijo...

Hola Javier, cómo me gusta verte por aquí!
Además de colirrojos, currucas, collalbas..., en la costa, puedes tener el placer de ver grandes bandadas de gaviotas, o cormoranes que se zambullen en busca de exquisitos peces, chorlitejos rebuscando entre las algas y los cantos...
Te contaré una curiosidad: A principio del verano veía mirlos en la playa, comiendo entre las algas y la arena... Eso me sorprendió, me parecía que no era algo muy común... Un día, en la orilla, descubrí innumerables ejemplares de lo que posteriormente supe que eran "cochinillas marinas". Salían de entre la arena y la posidonia, evidentemente las aves se habían percatado y no le hacían ascos a la carne de mar... (es pariente de cangrejos y langostas...) (Creo que éstas a su vez se alimentan de materia muerta, había habido varios temporales y lo que sobraban eran restos orgánicos...)
No me enrollo más, sólo decirte que me gustan tus palabras, gracias y un abrazote.

Tommy TM dijo...

Menudos colores y contrastes. Te han quedado unas fotos estupendas.
Bien vale la pena madrugar para disfrutar de esos primeros rayos de sol.
Saludos.

lpratsl dijo...

que momentos reflejas...casi los puedo oler...mejor dicho, los huelo y VUELOOO...gracias...

http://suenacomoseescribe.blogspot.com/2011/12/sin-fecha.html

te adoro cada día una chispitina más...

Transi dijo...

Mil gracias Tommy!
Creo que ya lo he dicho muchas veces..., es para mí la mejor manera de comenzar el día.
Y me encanta poder compartir con vosotros esas tiernas luces, y que os guste.
Un abrazote.

Transi dijo...

Luís, casi no te puedo decir nada porque estoy derretidica.
...Chispiticas de luz que llegan al corazón del poeta...
(Y él se encarga de repartir)
Imagina el mío como se encoge y dilata cuando disfruto de esa luz, con esa brisa marina y la soledad de la playa...
A veces, como tú, consigo volar.
Mil gracias, un abrazote.