sábado, 5 de marzo de 2011

La primera orquídea

Tímidamente, casi escondida entre el fenàs (pradera mediterránea) y el Lapiedra martinezii..., con los primeros días de la primavera mediterránea, llega la Ophrys tenthredinifera, la más madrugadora de nuestras orquídeas.
(Esos labios..., ¿Los veis? A mí me han besado...)

Atracción de los polinizadores mediante engaños
Muchas orquídeas han recurrido a la táctica de seducir a los polinizadores ofreciendo aromas, formas, colores o movimientos que imitan algo que a éstos les interesa sin ofrecer nada a cambio. Los mecanismos de engaño son tan variados como sorprendentes:
-engaño alimenticio generalizado: las flores imitan la forma y el colorido de las especies que usualmente recompensan a los polinizadores.
-engaño alimenticio mediado a través de mimetismo floral: en este caso, las flores imitan exactamente a una especie particular que recompensa a los polinizadores y con la que cohabitan.
-imitación de sitios de anidamiento: las flores imitan los sitios de postura de huevos de los polinizadores.
-imitación de sitios de resguardo: las flores proveen a los polinizadores de sitios para resguardarse. Esta estrategia puede no ser engañosa, sino favorable para ambos, el insecto y la orquídea.
-pseudoantagonismo: la planta atrae a los polinizadores a través de la invocación de mecanismos de defensa innatos. Así, imita la forma de otra especie de insecto, por ejemplo, que el polinizador desea alejar o matar. El polinizador, al ver a su supuesto enemigo, lo ataca, una y otra vez. En esta pelea inútil contra una flor, el insecto se cubre de polen que distribuirá a otras flores cuando sea engañado nuevamente.
-atracción "rendezvous": las flores imitan a otras flores que son atractivas para las hembras de los polinizadores
-engaño sexual: en este caso, las flores mimetizan las señales de apareamiento (tanto visuales como olfativas) de las hembras de los polinizadores.
De los mecanismos descritos, el común entre las orquídeas es el de engaño alimenticio generalizado (informado en 38 géneros), seguido del engaño sexual (18 géneros).
... fuente ...
¿Curioso, no?

10 comentarios:

Trecce dijo...

Métodos de superviviencia, al fin y al cabo.
Saludos, Transi.

Lito dijo...

Parece la planta del engaño, pero será evolución, supongo. Pero preciosa. Anuncia la primavera, que todos tenemos ganas de que llegue.
Un abrazo.

Valverde de Lucerna dijo...

Muy curioso, las flores polinizadas por los insectos utilizan todo tipo de trucos o engaños, todo por la supervivencia de la especie. La primavera ya se anuncia y eso es lo importante, como hoy por La Aldea a unos 4 km de Zamora con almendros en flor.
Un abrazo.

El tejon dijo...

Conozco una especie que sale cerca de unos pozos donde vivo, que imitan perfectamente a las abejas y he visto a un abejorro apareandose con ella.
Un saludo.

Xibeliuss. dijo...

¡Cómo no fijarse en esos labios? Son de mujer fatal. Cuidado si te han besado, Transi: están llenos de engaños, jejeje
La naturaleza siempre consigue sorprendernos.
Un abrazo, Transi

Transi dijo...

Un besote Trecce, encantada de verte!

Transi dijo...

Hola Lito, por aquí (en la costa),los campos ya se han llenado de margaritas!
Allí sí que debe ser, aunque más tardía, más espectacular...
Un abrazo.

Transi dijo...

Hola Valverde de Lucerna, todo llega, aunque tarde más, esos almendros, los cerezos... A disfrutarlos!
Las orquídeas son una planta que me apasiona y no son fáciles de ver dado su pequeño tamaño..., yo tuve un gran maestro de campo, Joan Piera, que me enseñó todas estas cosas..., por ejemplo, nos llevaba a polinizarlas..., íbamos un largo trecho con los sacos políneos hasta encontrar su "congénere"... Era muy divertido cuando nos contaba todas estas estrategias de las orquídeas.
Encantada de verte, un abrazo.

Transi dijo...

Hola Tejón! Lo que has visto es real, no alucinas, hay muchas que usan esa estrategia...
Son pequeñas pero preciosas, y más cuando sabes por qué son tan diferentes a las demás flores del campo...
Un abrazo.

Transi dijo...

Hola Xibeliuss, no me había fijado..., ya me parecía a mí que me recordaba a la "bemba colorá".
Yo tomé su beso como el mensaje del inicio de la primavera, su primer beso... (acababa de abrirse, me contó que era virgen...)
Y que lo siga haciendo, es una de las mejores cosas que tenemos los humanos: la capacidad para sorprender y sorprendernos.
Un abrazote.