miércoles, 20 de agosto de 2008

Andamios y ladrillos

Si hay algo que puede embellecer a un vulgar andamio... , es la luz del naciente sol. Cuando acaben la obra ya no será posible esta vista.
¿Hay derecho? (Parece que sí)
¡Ya está bien de robarnos las vistas al mar y privatizarlas, para disfrute de unos pocos!
¡Estoy harta!
(Perdón, no he podido evitar enojarme)

2 comentarios:

fernando dijo...

Los de la costa, también los que somos del interior que queremos disfrutar del mar, os vais quedando sin vistas al mar y ni siquiera con la zona de afección marítima para por lo menos poder pasear al lado del mar, todo esto es de dominio público; con el mismo dilema nos encontramos los del interior y los visitantes que quieren disfrutar de los parajes serranos...desde hace mucho existen los caminos por donde se desplazaban los ganados de unas zonas a otras para encontrar mejores pastos y temperaturas, eran como las autopistas actuales, son las Cañadas, Azegadores, Coladas, dependiendo la denominación según su amplitud; con la desaparición progresiva del ganado fueron abandonándose y prácticamente desapareciendo; hace unos años con la actualización del catastro de rustica las personas u organismos responsables de estas "autopistas" ni siquiera se dignaron en hacer prevalecer estos Azegadores y eso a pesar que las personas mayores son conocedoras de los lugares por donde pasaban y en algunos casos se ha ido respetando; en la actualidad como no hay constancia alguna de su ubicación, viene cualquiera a construirse una casa y lo primero que hace es cerrar el paso de estos Azegadores, que alguien tendrá que decirles que es un terreno público; solamente deciros que en nuestro término municipal existe un Azegador Real(70m de ancho) que cruza de norte a sur, imaginaros la cantidad de suelo público que prácticamente es privado por la desidia de las autoridades competentes en la materia...también es para estar enojados y frustrados.

Transi dijo...

Muy bueno tu comentario Fernando, ya hemos hablado de ello en nuestros paseos, malditas vayas, maldita propiedad privada que arrambla con todo...Es un gran mal de nuestra sociedad, antes había más cosas comunes, y entre todos usaban de ello y lo cuidaban.Ahora yo me ocupo de mi finca, de mi bienestar, de aislarme, de que varios perros se encarguen de auyentar a los que se acercan,...del muro para fuera, cuanto menos mejor.
Otra cosa son las fuerzas gobernantes (Ayuntamientos, autonomías, gobierno...), que miran para otro lado y en estas "minucias" no entran (Cañadas, Azegadores?? Eso qué es?, se preguntarán). Ya lo decía Quevedo "Poderoso caballero es don Dinero". Y siempre ha mandado y mandará, tenga el color que tenga el gobierno de turno.
Qué pena que tengamos unos gobernantes tan mediocres!
Será que son los que nos merecemos?
¡¡¡Qué ganas tengo de salir al monte!!!
Este año, me desquito, besos.